Una red carpet gigante, para brillar.

El proyecto tiene como objetivo incentivar a la toma de fotografías.

Exaltamos deseos imposibles del ser humano por medio del gigantismo, el realismo, el movimiento y las texturas: atravesar queso cheddar,  recostarse en donuts y helado, sentarse sobre la luna, caer en las estrellas y sentirse gigante en la casa de Alicia.

 

Todo para componer un lugar instagrameable y lleno de experiencias. Con estos espacios logramos activar redes sociales, generar tráfico y permite que el centro comercial se posicione como un referente para la diversión en la ciudad.

 

Estructura metalmecánica – Madera – Tapizados – Poliuretanos – Aerografía – Fibra de vidrio – txtiles. Conforman de forma integral este proyecto